25 junio 2012

PROMESAS QUE PERDURAN (SARAH McCARTY)

Hoy os traigo una Nueva Reseña de la mano de la escritora Noelia Amarillo

Autor: Sarah Mccarty
Título Original: Promises Prevail
Serie Promesas III
Editorial: Pamìes
Sello: Phoebe
Traductora: Ana Mª Sánchez Prat
Fecha publicación: 4 de junio de 2012
Encuadernación: Rústica con solapas.
Formato: 15 x 23 cm.
384 páginas
ISBN: 978-84-15433-04-0
P.V.P.: 18,95€
-------------------------------------------
Comprar Promesas que perduran
-------------------------------------------
CALIFICACIÓN DE CONTENIDOS

Amor****
Erotismo*****
Amistad****
Acción***
Intriga***
--------------------------------------------
Sinopsis:
Clint McKinnely lleva tiempo cortejando a todas las chicas de Cheyenne con la esperanza de encontrar a la mujer adecuada con la que casarse. No obstante, la única que realmente le atrae es Jenna Henesey, una hermosa joven que enviudó trágicamente durante un incendio.
Pero Jenna es esquiva. Se mantiene alejada y fría, como si temiera a cualquier hombre que se le acerque. Todo eso cambiará una noche, cuando Clint descubre que la mujer por la que se siente atraído se encuentra herida y, además, tiene un bebé del que cuidar. En ese momento tomará la decisión de contraer matrimonio con ella, esperando así solucionar todos sus problemas.
Pero Jenna esconde un terrible secreto, un misterio que la persigue y que amenaza su cordura, y Clint comprenderá que no importa que la salvara una vez de las llamas: ahora tendrá que salvarla de nuevo de un peligro mucho mayor y arriesgarse a perder su propio corazón en el intento.

Antes de nada, debo poneros en antecedentes: adoro como escribe Sarah McCarty, me encanta el viejo oeste y me lo paso pipa con esos vaqueros duros y peligrosos que ella describe. Y dicho esto, como podéis imaginar, esta no-reseña no va a ser nada, pero nada objetiva. No puedo ser objetiva con esta autora, me gusta demasiado…

Promesas que Perduran es la tercera entrega de la serie Promesas, (Promesas que unen, Promesas que cautivan, Promesas que Perduran y Promesas que atan, todas publicadas por Phoebe).

En este libro, Sarah McCarty nos cuenta la historia del Clint, primo de Puma (Promesas que cautivan) y amigo de Asa (Promesas que unen).

Clint es un hombre duro, un tipo con un pasado de sangre y violencia debido en igual medida a su trabajo como marshal y a su calidad de mestizo. Pero ahora, que ya no es marshal y tiene su propio rancho, en su mente hay un solo objetivo: encontrar una buena esposa, con la que tener hijos y un futuro tranquilo, pero eso sí, en sus propósitos no entra el enamorarse de ella. Pero… hay un problema, sus mejores amigos (Asa y Puma) se han casado con unas mujeres a las que adoran,  y Clint aunque lo niegue, quiere algo como lo que tienen ellos.

En los libros anteriores de la serie, habíamos podido ver un poco de la personalidad de Clint, su lado agresivo, dominante, mandón y cabezota… y también su lado divertido, que siempre sale a la luz cuando está con sus amigos (las pullas que se lanzan estos temibles vaqueros son memorables), su carácter protector con las mujeres y su lado tierno con Danny (el perro al que adopta).

En este libro, esa personalidad arrolladora con que Sarah McCarty dota a Clint, no solo sigue existiendo, sino que se desarrolla más todavía, porque… Jenna se cruza en su camino.

A Jenna también la conocemos de libros anteriores, es la viuda de un cabrón hijo de puta al que le divertía mucho maltratar a las mujeres (a la suya en especial).  Una mujer de formas rotundas que se considera gorda, torpe, indefensa, y que debido al trato recibido por el malnacido de su marido y el capullo asqueroso de su padre, piensa que es menos que nada, y que todos los hombres tienen derecho a obtener lo que deseen de su mujer, sea lo que sea. Ha aprendido a base de golpes que es mejor callar y aceptar que rechistar y recibir (palizas), y ahora que es viuda, está decidida a tomar las riendas de su vida, si la dejan. Es una mujer encantadora, dulce, cariñosa, vulnerable, siempre dispuesta a ayudar a los menos favorecidos y que tiene, sin que ella lo sepa, una gran fortaleza interior. Y claro, Clint está loquito por ella, por sus huesos, por su cuerpo, por su dulzura… aunque, claro está, se resiste a esos sentimientos, porque piensa que no la merece (es un cazurro ainssss)

Jenna encuentra un bebe mestizo frente a la puerta de su panadería y decide adoptarlo, pero pronto se da cuenta de que las estrictas normas de la sociedad en la que vive no se lo van a permitir, porque está viuda… peroooo, ahí está Clint para solucionar el problema. Y la solución es bien fácil. Solo tienen que casarse.

Durante todo este libro veremos la evolución de Jenna, la lucha por ser la mujer que realmente es y no la que le han obligado a ser… y Clint estará siempre a su lado.

Adoro el tipo de hombres que imagina Sarah, son unos marimandones bromistas dispuestos a cualquier cosa por sus mujeres, unos tipos duros que se ablandan con la primera sonrisa, o el primer botón desabrochado… jejeje.

Y eso es exactamente lo que vamos a encontrar en este libro, unas escenas eróticas de alto voltaje, un hombre del que nos enamoraremos locamente y un grupo de amigos (Asa, Puma, Clint y el Reverendo) con el que nos lo pasaremos pipa.

He de reconocer que hay veces que el argumento flojea, o que parece un poco forzado o infantil, pero de verdad, es que me da lo mismo, me gusta tanto la manera de escribir de Sarah, su imaginación desbordante, sus escenas hot, el carácter de sus “chicos”,  los hilarantes diálogos y como desarrolla la vida en un pueblo del antiguo oeste, que no puedo evitar sentirme total e irremediablemente subyugada por las historias que escribe.  

En definitiva, en Promesas que Perduran nos vamos a encontrar un argumento sencillo, unos personajes arrolladores, unos diálogos chispeantes en algunas ocasiones y muy intensos, en otras; unas escenas hot imaginativas, sexys, explicitas y alucinantes, y una historia de amor muy bonita.

Lo único que puedo decir es que he quedado encantada y que según lo he terminado, he comenzado a releer la cuarta entrega de la serie, Promesas que atan.

Os dejo la Portada Original por si queréis compararlas. En mi opinión (ya soy Merche jajajajajajaja...), la que más me ha gustado es la nuestra, la de Phoebe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se publican todos los comentarios, tanto buenos como malos, siempre y cuando NO SE FALTE AL RESPETO.

GRACIAS :D